Un verdadero problema de salud pública

Denuncia sobre un vertido de aguas fecales en la vía pública en el barrio de la Ribera

Imatge de les aigües fecals acumulades davant del carrer dels Horts número 3
José Luis Rivas

Desde hace bastantes meses los vecinos del barrio de la Ribera percibimos con estupefacción como un río de agua fecal aflora desde una de las porterías del carrer dels Horts. Y digo percibimos porque no tan solo el impacto es visual, sino también olfativo.

Como viene pasando desde hace algunos años, los colectores de fibrocemento de la mayoría de las fincas de este barrio obrero —diezmado por la droga de los 80, y candidato, si no ya ganador, a Gueto de manual— ya no aguantan más y dejan aflorar a su libre albedrío subproductos de nuestra actividad humana. Quedan al descubrimiento en plena canícula estival para dar de beber a ratas y cucarachas, como parte del ciclo reproductivo de mosquitos y patio de juegos de pequeños recién llegados que no aguantan entre cuatro paredes y salen a jugar y a refrescarse.

Voluntad no ha faltado y dos mediadoras han ido diagnosticando en los últimos meses los problemas del barrio como: la falta de constitución de comunidades, la integración en entidades vecinales, la promoción de la educación en infantes y adolescentes, la teórica gratis, etc. Pero, ¿quién y cuándo van a taponar lo que a todas luces tiene pintar de venir para quedarse?

Soterrament, ara sí! Excavadoras, grandes taladradoras, máquinas venidas de otros mundos que apantallan y Viu la Ribera! Persianas y fachadas pintadas de vivos colores entre kk..?!

Por lo que predice la experiencia, los vecinos no parece que vayan a asumirlos, pero, ¿hasta cuándo pensáis dejarnos así? Políticos que ya ni de puntillas pasan y un Ajuntament que ni está ni se le espera.

Deixa un comentari